Conoce las acciones del gobierno capitalino para mejorar la movilidad peatonal en cruceros e intersecciones viales.

Sin duda habemos más peatones que automóviles en nuestra ciudad, sin embargo, con el tiempo los vehículos han ganado terreno, dejando a peatones y medios de transporte alternativos, en segundo término, dando preferencia al tránsito vehicular por encima de los peatones.


Debido a esto, cruceros e intersecciones de calles, se volvieron un riesgo para quienes caminan, por lo que Gobierno de la Ciudad de México decidió intervenirlos a fin de resolver varios conflictos como una movilidad complicada para peatones, y un flujo vehicular muy congestionado, situaciones de las que se derivan otros problemas aún más serios, como incidentes o choques entre automovilistas, o peor aún, personas lesionadas por incidentes de tránsito, o asaltos a conductores.


Es por eso que se inició un proceso de mejoramiento para 100 intersecciones conflictivas en la ciudad durante el 2019, de las cuales 35 estarán listas al término de los primeros 100 días de trabajo de la actual administración de la ciudad.


El proceso de mejora inició con un diagnóstico de riesgo en el que se identificaron conflictos viales recurrentes, se continuó con un estudio de movilidad que contemplara a quienes usaban esos cruces o intersecciones: peatones, ciclistas, usuarios de trasporte público y de carga, y vehículos privados; se midió el tiempo de duración de semáforos en cada lugar, y se identificó obstáculos para caminantes.


Se procedió a hacer adecuaciones en guarniciones y banquetas para mejor accesibilidad para personas con discapacidad, se corrigieron los tiempos de los semáforos peatonales y vehiculares, y se le dio mantenimiento a la superficie de rodamiento.


Una de las mejoras implementadas en algunos cruces también es una novedad en la ciudad, ya que por primera vez en la capital tenemos un “Cruce Peatonal Diagonal”, ubicado en la intersección del cruce de av. Pino Suárez y calle Venustiano Carranza; este tipo de cruceros se implementará en otros puntos de la ciudad.


Por ser una innovación, algunas personas desconocen cómo funciona este tipo de cruceros, pero su uso es muy sencillo y sobretodo práctico. Sólo debes seguir la misma lógica que se aplica para cualquier otro crucero de la ciudad: se camina sobre la cebra peatonal, es decir, sobre las rayas blancas pintadas sobre el pavimento, del mismo modo que siempre ha sido; pero entonces ¿dónde radica su practicidad?


Antes, las rayas blancas de la cebra peatonal solían conectar solamente las esquinas de calles que se están una frente a otra; pero ahora, este nuevo modelo diagonal, conecta además con las esquinas más alejadas del punto de partida del peatón al estar pintado sobre el suelo en forma de equis “X”, de este modo ya no debes triangular tu avance y podrás caminar en diagonal sobre la calle, por supuesto, sobre las rayas blancas, y ¡siempre atendiendo al semáforo peatonal! el cual te indicará con luz verde cuando debes caminar y cuánto tiempo tienes para hacerlo, ¡recuerda estar atenta o atento a los semáforos!


El avance de los vehículos está controlado por los semáforos vehiculares que están programados para darte el tiempo suficiente para que pases sin necesidad de correr, -y aunque suene repetitivo- es importante que cruces siempre sobre las rayas blancas, y cuando tengas el verde del semáforo peatonal.



Estas medidas tienen como prioridad al peatón, y buscan crear, poco a poco y con el apoyo de todas y todos los ciudadanos, una cultura vial segura y ágil tanto para peatones como para conductores.


Aprovechemos estas novedosas medidas que son para nuestra seguridad y para nuestra movilidad dentro de la ciudad.


Si deseas conocer cuáles son los trabajos de mejoramiento en cruceros e intersecciones en la ciudad, así como las obras concluidas hasta ahora, revisa la presentación: Intersecciones Seguras  [PDF].