La alianza ayudará en la toma de decisiones para agilizar tiempos de traslado en la ciudad


La movilidad es tema prioritario para el Gobierno de la Ciudad de México, la información sobre los puntos conflictivos en calles, avenidas y demás arterías viales, es necesaria para poder ofrecer soluciones a esos puntos rojos en las vialidades.


Las soluciones surgen de la información que proviene de varios medios, principalmente tecnológicos, Es por ello que el gobierno de la Ciudad de México firmó un convenio de intercambio de información entre el Centro de Gestión de la Movilidad de la Ciudad de México, y el programa Connected Citizens (CCP) de Waze, la aplicación de navegación GPS, que recibe aproximadamente 1.2 millones de alertas por mes en la Ciudad de México.


El Centro de Gestión de la Movilidad, es un espacio de intercambio de información entre los organismos de la ciudad que generan información de transporte y tránsito vehicular, como: la Secretaría de Movilidad, la Secretaría de Seguridad Ciudadana, la Secretaría de Obras, la Secretaría de Medio Ambiente, la Agencia Digital, el Metro, Metrobús, RTP, entre otros.


El convenio busca generar una retroalimentación de información, entre el gobierno y la plataforma de Waze, a fin de que ambas partes aporten datos y ofrezcan soluciones ante conflictos viales en la ciudad, por el lado de Waze facilitando la toma de decisiones para los automovilistas; mientras que por la del  gobierno disponiendo de datos útiles para echar a andar los correspondientes protocolos de atención ante conflictos viales.


El objetivo es generar políticas públicas que estén basadas en información que agilice el flujo vehicular, lo cual conllevará, no sólo, a evitar más emisiones contaminantes de las necesarias por los congestionamientos viales; sino además, evitar situaciones de riesgo a conductores ante posibles delitos que surjan por los asentamientos vehiculares.


El intercambio acordado será gratuito, asegurando la confidencialidad de los datos de los usuarios de Waze, cuya plataforma ayudará a las autoridades capitalinas a tener una percepción territorial que dará claridad sobre el origen y destino de los viajes que se hacen en la ciudad.


Finalmente se busca dar mayor calidad de vida para la población al reducir los tiempos de traslado lo que conlleva a un tránsito más fluido y por tanto a condiciones de seguridad más amplias.


Este convenio se suma a otras acciones que el Gobierno de la Ciudad de México está realizando en materia de movilidad, como son los cruces conflictivos en la ciudad que se están interviniendo, para priorizar al peatón y su seguridad, y agilizar el tránsito vehicular.