<< Regresar

Tecnología y ciencia para garantizar el derecho al agua

Ejes de gobierno: Igualdad de derechos

13/10/2020

En la Alcaldía Álvaro Obregón se han invertido este año 207.9 MDP en trabajos como sustitución de líneas, rehabilitación de tanques, manantiales, rebombeos y compuertas.

El Gobierno de la Ciudad de México, a través del Sistema de Aguas de la Ciudad de México (Sacmex), inauguró el del Centro Regional de Monitoreo de Sectores en la Alcaldía Álvaro Obregón, que tiene como propósito realizar la medición de los tanques de agua con nuevas tecnologías, comparar el suministro con el consumo y lograr la recuperación del líquido vital mediante la atención de fugas.


La Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum Pardo, resaltó que la puesta en operación del Centro Regional de Monitoreo de Sectores permitirá garantizar el derecho al agua de los habitantes en la demarcación, así como a identificar la cantidad que se pierde en las fugas para atenderlas y realizar el mantenimiento que se requiera en las tuberías.


El coordinador general del Sacmex, Rafael Carmona Paredes, informó que, durante la presente administración, se han invertido 300 millones de pesos en trabajos para llevar a cabo la macromedición y 800 millones de pesos en labores de sectorización en la Ciudad de México, a fin de avanzar hacia una distribución más equitativa y eficiente del agua en todas las alcaldías.


Para la Alcaldía Álvaro Obregón, en 2019 se construyeron 26 sectores y para finales del 2021 se pretende estén listos 25 más, para tener un total de 51. Estas obras tienen un presupuesto total de 115.7 millones de pesos y beneficiarán a más de 623 mil habitantes.


El titular de Sacmex comentó que en la Alcaldía Álvaro Obregón se han invertido este año 207.9 millones de pesos en diversos trabajos como sustitución de líneas, rehabilitación de tanques, manantiales, rebombeos, compuertas y el mantenimiento de estaciones de medición. En drenaje, se desarrollan labores de desazolve de las presas del Poniente, para tener un control sobre los escurrimientos del agua durante la temporada de lluvias y con ello, garantizar la protección del sistema de drenaje en la zona plana de la Ciudad de México.