Conoce el mundo sin salir de la CDMX y descubre los lazos de amistad entre las naciones.

No necesitas salir de la Ciudad de México para conocer el mundo: además de las actividades culturales y artísticas de la Feria Internacional de las Culturas Amigas (FICA), en diferentes puntos de la urbe puedes visitar pedacitos de otras naciones que demuestran los lazos de amistad y de respeto de la CDMX con la multiculturalidad


Barrio Chino

El Arco Chino, donado por el gobierno de China en 2008, es la bienvenida a este barrio único en la CDMX. La comunidad china llegó a la Ciudad de México alrededor de 1925, y unos años después, el Barrio Chino adquirió forma con la fundación del restaurante Shanghai, uno de los primeros establecimientos dedicados a la gastronomía de este país.Desde entonces, aquí se concentran diversos restaurantes que atraen a los transeúntes por el olor a especias, carnes y aceite de sésamo proveniente del sudeste de Asia. Después de probar los platillos tradicionales –como el "baozi", pan al vapor relleno de carne o frijol dulce–  visita las tiendas en donde podrás adquirir productos tradicionales como amuletos, calendarios, vestimentas y tés. 

Como una forma de echar raíces en el país, durante el mes de enero, la comunidad china festeja el Año Nuevo Chino en compañía de los habitantes de la ciudad, una celebración llena de simbolismo que viste de color las calles con su música y sus bailes, como la Danza del Dragón en donde un grupo de personas sostiene la figura de un dragón danzante que se lleva con él la mala suerte y los espíritus negativos. 


Barrio Chino. Dolores, Centro Histórico. 


Pabellón Coreano

Desde su llegada al país en 1968, este espacio resalta por su belleza, propia de la arquitectura coreana del siglo VIII. Los colores amarillo, verde, azul, rojo y naranja, acompañan el perímetro del Jardín de la Tercera Edad y complementan la atmósfera armoniosa de la 1a. Sección del Bosque de Chapultepec

El hermano gemelo del Pabellón Coreano se encuentra en Corea del Sur y es la pagoda en donde firmó su independencia en 1948. Tener una réplica de tal edificio en la CDMX demuestra la amistad y el respeto entre ambas naciones

Pabellón Coreano. Chivatito s/n esq. Paseo de la Reforma, 1a. Sección del Bosque de Chapultepec. Lunes a domingo de 9 am a 5 pm. 


Reloj Otomano

Con sus cuatro carátulas que marcan el paso del tiempo en números arábigos y otomanos, el Reloj Otomano enclavado en la esquina de las calles Venustiano Carranza y Bolívar, llegó a México en septiembre de 1910

Esta estructura es una muestra de agradecimiento de la comunidad otomana que emigró a México a finales del siglo XIX. Labrado en cantera rosa acompañado de mosaicos con figuras geométricas azules, naranjas y verdes, el reloj termina de lucir su belleza con tres campanas doradas en su punta. 

Toma asiento alrededor de él, admira sus detalles y, después, cruza la calle y ve a comer a la Cantina El gallo de Oro, un mítico negocio centenario de la ciudad.   

Reloj otomano. Venustiano Carranza esq. Bolívar. Centro Histórico. 


Tótem Canadiense 

Por los 150 años de la Independencia de México, el pueblo canadiense donó este tótem, símbolo de sabiduría y tradición, a la comunidad mexicana en 1962. Este “protector del pueblo” fue tallado en cedro rojo por el artista Mungo Martin e integrantes de la nación Kwakwaka’wakw, un importante pueblo autóctono de la Columbia Británica (provincia canadiense). 

Rodeado por la 1a. Sección del Bosque de Chapultepec, en sus 11 m de altura es posible reconocer algunos elementos tradicionales de la mitología indígena de Canadá: la figura de la nutria, la serpiente, el hombre cedro y la efigie del Pájaro del Trueno adornados con colores negro, blanco, rojo y verde.

Tótem canadiense. Calzada del Rey s/n, 1a. Sección del Bosque de Chapultepec, acceso por Puerta Quebradora. 


Acceso del Metro Bellas Artes 

El art nouveau francés está a unos pasos de la Alameda Central. Resultado del intercambio cultural entre la Compañía Arrendataria Autónoma de los Transportes Parisinos (RATP, por sus siglas en francés) y el Sistema de Transporte Colectivo Metro, desde 1998, la estación del Metro Bellas Artes luce una réplica de los accesos parisinos realizados por el arquitecto francés Héctor Guimard

Principal exponente del art nouveau en Francia, Guimard construyó estos edículos de 1899 a 1905. Además de Francia, sólo México y Lisboa cuentan con una estructura de este tipo en el mundo. En la actualidad, aún es posible admirar los diseños originales de Guimard en estaciones de París como Abbesses y Porte Dauphine. 

Metro Bellas Artes, Línea Azul. Ángela Peralta, Centro Histórico. 


Placa Metro Etiopía 

México, promotor de la paz en el mundo, alzó la voz contra la invasión italiana a Etiopía a principios del siglo XX. Años después, en 1954, el entonces emperador etíope Haile Selassie I visitó la Ciudad de México para agradecer y reforzar los lazos diplomáticos entre ambos países. 

Durante su visita, se inauguró la Glorieta de Etiopía que tenía, entre otras cosas, ejemplares de palmeras traídas desde el país africano. Con la transformación de la ciudad, la glorieta desapareció y se inauguró en 1980 la estación de Metro Etiopía

Al interior de ella aún se pueden admirar los mosaicos con alusión a un león y una placa que conmemora esta amistad multicultural

Metro Etiopía. Cuauhtémoc esq. Eje 4 Sur Xola, Narvarte.