México-Tenochtitlan es el antecedente directo de la CDMX. Aún hay lugares que nos recuerdan su existencia. Te los mostramos.

México-Tenochtitlan es el antecedente directo de la Ciudad de México. Establecido en lo que hoy es el Centro Histórico, en este punto de la urbe se aprecian ruinas y esculturas de aquella época que ahora forman parte del paisaje urbano. Los restos de lo que fuera una de las ciudades más importantes de Mesoamérica han sido descubiertos gracias a nuevas edificaciones. Te presentamos algunos de los más representativos.


5. Cabeza de serpiente 

En la esquina del Museo de la Ciudad de México se encuentra un tesoro prehispánico: una cabeza de serpiente emplumada tallada en piedra que emerge del edificio y que recuerda a los antiguos moradores de la CDMX. Esta escultura fue un elemento de decoración en la construcción del Palacio de los Condes de Calimaya en la época colonial. 

Actualmente, dicho museo cuenta con 22 salas, sedes de grandes exposiciones artísticas y culturales –como Meeting of Styles– entre las que destacan conciertos, cursos, talleres, obras de teatro, recitales, conferencias, artes plásticas, pintura y arquitectura. Además, alberga al mayor acervo bibliográfico de la CDMX en su biblioteca “Jaime Torres Bodet”.  La Serpiente Emplumada del Museo de la Ciudad de México evoca a la cultura azteca, que se estableció en el corazón de la ciudad y que aún se encuentra entre nosotros. 

Museo de la Ciudad de México. José María Pino Suárez 30, Centro Histórico, Cuauhtémoc. Martes a domingo 10 am a 6 pm. Entrada general $29.

4. Pirámide de Ehécatl 
La iconografía del Metro Pino Suárez corresponde a dicha pirámide encontrada en 1967, durante las excavaciones para la construcción de la estación. Aunque el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) no la considera como una zona arqueológica oficial, este recinto que representa un adoratorio dedicado a la antigua deidad mexica del viento Ehécatl-Quetzalcóatl es uno de los más visitados en el país.

Destaca por la forma circular de su parte superior así como por sus escalinatas, sus canales, sus muros y sus celdas conectadas entre sí, las cuales formaban un corredor de la calzada de Iztapalapa hasta Tenochtitlan. 

Metro Pino Suárez, Línea 1. José María Izazaga y Pino Suárez, Centro Histórico, Cuauhtémoc. 


3. Escalinata del Templo de Tezcatlipoca 

Tezcatlipoca fue uno de los dioses principales de la religión mexica. De acuerdo con  las crónicas más antiguas, el templo dedicado a dicha deidad, cuyo nombre significa “espejo humeante”, se encontraba al sur del Templo Mayor, a un costado de lo que conocemos actualmente como el Antiguo Palacio del Arzobispado

En dicho espacio también podrás observar los remanentes de las escaleras de uno de los templos de mayor jerarquía en la espiritualidad azteca. En este sitio se hallaron restos de cerámica y objetos arqueológicos como la piedra de Moctezuma (Cuauhxicalli de Moctezuma Ilhuicamina), escultura circular con grabados mexicas.

Antiguo Palacio del ArzobispadoMoneda 4, Centro Histórico, Cuauhtémoc. Martes a domingo 10 am a 5 pm. Entrada libre. 


2. Museo de Sitio Centro Cultural de España-INAH

Dentro de un edificio del siglo XVI se encuentran los restos del que fuera el Calmécac (1486-1519), escuela donde los hijos de la nobleza mexica estudiaban para ocupar los más altos rangos dentro de la jerarquía social de la antigua ciudad. En éste aprendían temas referentes a la astronomía, a la literatura, a la interpretación de códices y a la filosofía. 

Fue descubierto durante las obras de construcción del terreno sobre el que hoy se ubica el Centro Cultural de España. El Museo de Sitio se encuentra en el sótano del inmueble en el que se pueden observar 88 piezas referentes a las épocas prehispánica y colonial, así como arquitectura moderna.

Museo de sitio del Centro Cultural de España. República de Guatemala 18, Centro Histórico, Cuauhtémoc. Martes a sábados de 10 am a 7 pm. Entrada libre. 


1. Templo Mayor

El corazón espiritual de México-Tenochtitlan forma parte central del paisaje urbano de la CDMX, por lo que es una visita obligada si te encuentras en el Centro Histórico. El templo estaba dedicado a Tláloc y a Huitzilopochtli, deidades del agua y de la guerra, respectivamente. Los aztecas solían construir sus templos por etapas, una encima de la anterior; los restos del Templo Mayor que hoy se conservan, corresponden de la segunda a la sexta etapa, de las nueve que llegó a poseer.

Actualmente está acondicionado como un museo en el que se exhiben más de 14 mil objetos que se han descubierto en excavaciones arqueológicas mexicas desde 1978, como piezas de ofrendas, máscaras, objetos de caza y joyas. 

Templo Mayor. Seminario 8, Centro Histórico, Cuauhtémoc. Martes a domingo 9 am a 5 pm. Entrada general $59.