Eulalia era el nombre de esta dulce enfermera que trabajaba en el antiguo Hospital de Juárez del Centro Histórico de la Ciudad de México, ¿lo conoces? Se sabe que era muy buena con sus pacientes, le gustaba ayudar y, como si fuera poco, su imagen era impecable. Su ropa siempre estaba blanquísima y bien planchada, fue su aspecto pulcro y buen carácter lo que hizo que se ganara el amor de los enfermos y el aprecio de sus compañeros de trabajo. 

Un buen día, un nuevo doctor llegó al hospital y le robó el corazón a Eulalia. Ambos se enamoraron y después de algún tiempo decidieron casarse… pero no todo era bueno. Su prometido decidió hacer un viaje antes de la boda, la razón fue que se casaría con otra mujer, dejando a Eulalia con el corazón roto. La decepción fue tan grande que ella entristeció y finalmente murió. 

Antes de morir, se dio cuenta de lo abandonados que tenía a sus pacientes, así que su espíritu decide enmendar el error cuidando a los dolientes para la eternidad. ¡Sí, ahora ella deambula por los hospitales! Y se le llama “la planchada”, debido al cuidado que tiene en su vestimenta.

Busca la imagen en la revista Vive CDMX edición noviembre, coloréala, tómale una foto y compártela con nosotros en redes sociales utilizando el hashtag #ViveCDMX y #PatrimonioMX

_________
"La Planchada"
Libro para colorear Niños y niñas, guardianes de leyenda del Barrio de la Merced
Patrimonio MX. Ilustración: Arq. Héctor López. Texto: Michelle Mendiola y Jesús Petlacalco.
Cortesía: Fideicomiso del Centro Histórico.