Construida en 1964, la Fuente de Xochipilli rinde homenaje al "Príncipe de las flores"

Chapultepec es un espacio que florece. Sus caminos llegan al Castillo de Chapultepec, al Museo de Historia Natural o al Jardín Botánico; el “Cerro del Chapulín” también resguarda una estructura arquitectónica de más de 50 años de vida: la Fuente de Xochipilli. 

Dentro de la cosmovisión azteca, Xochipilli era el Príncipe de las Flores y Dios de la Música, el Baile y el Amor, una fuerza espiritual que no pudo encontrar mejor espacio para su construcción pues, rodeado de árboles y bancas para descansar, esta fuente es uno de los principales atractivos sobre el Paseo de los Compositores


Junto a éste, la Fuente de Xochipilli alcanzó su mayor esplendor gracias a los trabajos de rehabilitación del Plan Maestro de Chapultepec, una intervención que revivió la fuerza de su construcción realizada por el arquitecto mexicano Leónides Guadarrama en 1964. En este paso peatonal de más de medio kilómetro de extensión, el más importante en la Segunda Sección del Bosque de Chapultepec, es muy sencillo identificar la fuente gracias a sus colores que van del gris y el café a un vistoso amarillo que resalta los detalles de su estructura.


Basada en la arquitectura Tenochca (considerada como un vehículo de acercamiento entre lo divino y lo humano para los antiguos habitantes del Valle de México en la que se usaba el estilo talud sobre el tablero, común en Mesoamérica y en la construcción de pirámides), la Fuente de Xochipilli es un atractivo visual en donde se pueden apreciar los elementos que hacen referencia a nuestros antepasados como las cabezas de los Caballeros Águila que sobresalen de sus paredes.


A su alrededor conviven un vortex para el ahorro de agua y 165 fuentes que saltan hasta 20 metros una y otra vez al compás del paseo de los visitantes. Esta experiencia se complementa con las tonalidades moradas de las flores de agapando, las zonas verdes o el mobiliario urbano. Si estás en una visita nocturna, disfruta del juego de luces que se hace entre el agua y la iluminación que nace a los pies de la fuente.

La recuperación de este espacio se unió a la construcción del Skatepark Constituyentes y la reinauguración de la Fuente del Mito del Agua, otros puntos de encuentro que complementan un fin de semana a lado de la naturaleza en la ciudad. Arma tu itinerario y compártenos tus fotografías con el hashtag #ViveCDMX 


Fuente de Xochipilli. Paseo de los Compositores, 2a. Sección del Bosque de Chapultepec. Entrada libre.