¿Has usado la estación del volcán? Conoce un poco sobre José María Velasco, el artista que da su nombre a una estación del Metrobús en la CDMX.

Sobre Insurgentes, casi esquina con Barranca del Muerto, se encuentra una estación del Metrobús Línea 1 conocida por resguardar un árbol en su interior. La estación del volcán, José María Velasco, honra con su nombre nada más y nada menos que al mayor exponente del paisajismo del siglo XIX en México. 

José María Velasco nació el 6 de julio de 1840 en Temascalcingo, Estado de México. A los nueve años se mudó a la Ciudad de México y poco después, al morir su padre, se vio obligado a trabajar en el negocio familiar de rebozos. En 1958 ingresó a la Academia de San Carlos para estudiar pintura en el turno nocturno y, al conocer al profesor y paisajista italiano Eugenio Landesio, fue que encontró su vocación como pintor.

En aquel tiempo, el interés por la pintura nacional era la actividad humana y por ello se consideró novedoso retratar el entorno. Puesto que el artista mexiquense tenía gran fascinación por la naturaleza, estudió botánica, zoología, física y matemáticas, disciplinas que influenciaron su trabajo y la forma en que representaba a los animales y a la vegetación. Así pues, su obra resultó innovadora no sólo por centrarse en el paisaje, sino también por establecer fuertes lazos entre el arte y la ciencia.

Los temas recurrentes de su obra fueron las escenas de lo cotidiano en el territorio mexicano, sobre todo las vistas del Valle de México en las que, continuamente, aparecen los volcanes Popocatépetl e Iztaccíhuatl. De ahí que el icono de la estación del Metrobús que lleva su nombre sea un volcán cubierto de nieve. ¿Vivió el pintor en las inmediaciones de la San José Insurgentes? La verdad es que no fue así, su residencia estaba en la colonia Villa de Guadalupe, en donde murió pintando en 1912.

Algunos de sus logros más destacados son:

  • En 1868 su talento lo llevó a tomar el lugar de su maestro como profesor de perspectiva en la Academia de San Carlos.
  • Fue comisionado en 1889 para llevar a la Exposición Universal de París, pinturas de varios autores mexicanos y 68 de sus propias obras, las cuales fueron recibidas con singular entusiasmo.
  • Fue premiado en la Feria Mundial de Chicago en 1893.

La memoria de una ciudad que crece a pasos agigantados parece difuminarse en el horizonte y perderse para siempre en el pasado, pero las pinturas de José María Velasco son valiosos testigos que, además de recordar los hermosos escenarios de la Ciudad de México, contribuyeron a la construcción de una identidad pictórica nacional.

¿Dónde podemos ver la obra de Velasco en la CDMX?

  • MUNAL, exposición permanente Territorio Ideal. José María Velasco. Perspectivas de una época. Tacuba 8, Centro Histórico. 
  • Museo de Geología de la UNAM, planta alta (sólo Noche de Museos). Jaime Torres Bodet 176, Santa María la Ribera.