¡El templo de los dulces típicos mexicanos! Desde el siglo XIX, esta tienda prepara bocadillos tradicionales con las recetas originales

Está ubicada a unos pasos del Zócalo de la ciudad. La fachada posee un antiguo y distintivo letrero —que parece estar sostenido por dos vitrinas llenas de buñuelos y botellas de rompope— y engalana la acera con el nombre del establecimiento en letras antiguas. En la puerta, un tapete recibe a los visitantes con la frase “Todo bueno”

Muéganos, escandinavos, suspiros, aleluyas, turrones, puerquitos, cocadas, alegrías y amarantos son algunos de los dulces que ofrece este lugar, el cual es un recorrido por toda la variedad de sabores y colores de la repostería mexicana. 

Fue fundada en 1874 y por mucho tiempo fue atendida por los integrantes de la familia Guízar, quienes crearon el concepto de una tienda de dulces típicos traídos de todas las regiones de México; posteriormente, cambiaron su forma de trabajo al elaborar y producir las golosinas con las recetas originales

Don Jorge, quien atiende a mexicanos y extranjeros desde hace 22 años, explica que lo que define a este lugar es la tradición. “El 92% de los productos están hechos por la dulcería misma de una forma tradicional; nuestro ingrediente principal es la leche, utilizamos la de mayor calidad”.

La tienda se ubica en un pequeño espacio de un edificio con arquitectura Art Nouveau; su interior dorado con estilo francés recuerda la vida de 1900.

Dulcería de Celaya. 5 de Mayo 39, Centro Histórico, Cuauhtémoc. Lunes a domingo, 10:30 am a 7:30 pm.